Buscar

Un despido difícil ? Outplacement, la herramienta para afrontarlo

Fusiones, reestructuraciones de plantilla, deslocalizaciones, prescindir de personal es una necesidad muy habitual en epocas de crisis.

Por el otro lado, la pérdida de un trabajo se ha demostrado que es una de las situaciones más estresantes que un ser humano puede experimentar.

Muchas empresas, ante estas situaciones, se esfuerzan por evitar que el proceso sea traumático para el empleado y, a su vez, minimizar el impacto negativo en su imagen.

Un empleado que entra en un proceso de outplacement pasa por varias etapas:

Evaluación: en unas reuniones con la consultora se busca detectar las mejores capacidades del trabajador y cómo se podrían impulsar. También se tiene en cuenta su situación personal y familiar.

Análisis de alternativas: se barajan las opciones para aprovechar esas aptitudes profesionales más destacadas, por cuenta ajena en otra empresa o emprendiendo por cuenta propia.

Plan de acción: según el caso se planifican los pasos a dar: creación de currículum o herramientas para empezar un proyecto propio. Además, se trabaja la red de contactos.

Acompañamiento: en todo momento la persona cuenta con apoyo psicológico y emocional y se le intenta aportar las armas necesarias para convertir la situación en oportunidad.

Seguimiento: se hace un follow-up del proceso durante varios meses o, en algunos casos, hasta que el trabajador consigue integrarse al 100% de nuevo en el mundo laboral.

El outplacement es un proceso en el que, bien realizado, tanto empresa como trabajador pueden salir ganando


(Fuente Randstad/Gestion) #outplacement #rrhh #rhactitud





68 vistas