Buscar

"Sin internet un mes??" La pirámide de Maslow versión Millenials

Desde hace años, la digitalizacion de la sociedad ha obligado a cambiar el orden y generar, que la base de la comentada pirámide, en estos momentos y frente al inicial planteamiento de Maslow siglos atrás, sea la conexión a internet y asimismo, la conexión wifi o la necesidad de batería en los terminales que constantemente utilizamos para la comunciación. Pensemos a nivel propio personal ¿hoy en día, seríamos capaces de estar sin acceso a internet, sea por el apartato que sea, más de 1 mes, y poder comunicarnos con eficacia, para acciones personales o profesionales?


¿Cuáles son estas nuevas necesidades básicas?


1. Necesidades básicas o fisiológicas


La fase más básica de la Pirámide de Maslow, la fisiológica, están hoy en día, y desde hace ya años, resumidos en un “Smartphone” con Internet. Y es que si desde hace casi 10 años, no contamos con un teléfono inteligente con conexión a Internet estamos viviendo realmente en el siglo pasado.


2. Necesidades de seguridad


Tal como ocurre en la Pirámide de Maslow original, una vez que el individuo (usuario digital) ha satisfecho su necesidad más básica, en este caso, contar con el equipo elemental para adentrarse al mundo digital, asciende a la fase de protección o seguridad.


En este segundo escalón esas necesidades de seguridad física, de protección de bienes, activos y vivienda se transforman en antivirus, firewalls y contraseñas seguras, entre otros.


3. Necesidades sociales


La naturaleza social del individuo lo lleva a buscar la amistad y la aceptación de su ser dentro de la sociedad. Este concepto se refleja de manera casi idéntica en las redes sociales. Analizando los datos, vemos como en la Pirámide 2,0, los individuos entran a distintas redes en busca de nuevos amigos o nuevas relaciones, en un proceso muy similar al que vivimos en el mundo “offline“. Ello va vinculado a la explosión de redes sociales y diversas aplicaciones. Estamos ante la necesidad de pertenencia a un grupo (grupo social en este caso a partir de redes sociales) y de sentirse implicado en el mismo.


4. Necesidades de reconocimiento y estima


Dentro de las necesidades que Maslow describió como de “estima” encontramos las de “alta estima” y las de “baja estima”. Las primeras hacen referencia a una necesidad de respeto personal, y se basa en factores como confianza, logros, independencia y libertad. Las necesidades de “baja estima” se sitúan en el respeto que somos capaces de inspirar en los demás. Hablamos concretamente de atención, aprecio, reputación, estatus, fama, gloria, e incluso dominio.


Cuando esta necesidad no está cubierta se dice que los individuos tiene una baja “autoestima”, lo que se traduce en muchos casos en complejos de inferioridad.


En la nueva Pirámide las necesidades de reconocimiento se reflejan en el número de seguidores que tengamos en las redes sociales, en los “me gusta” o “likes” recibidos, en los comentarios, en las recomendaciones. Es decir, en la interacción misma que generamos a través de las redes sociales y si nuestro perfil destaca o no más que el redes del de los mimebros que conforman el grupo social en la red. No es los mismo ser un fan mas que ser un “influencer” o el “gran lider” del grupo.


5. Necesidades de autorrealización


Nos encontramos en la última fase, la conocida como la “necesidad de ser”. Es la fase que, de alguna manera y en la actualidad más que nunca, le da sentido a nuestras vidas, pues conlleva actividades que dan lugar al logro concreto de objetivos. La nueva tendencia describe la necesidad de autorrealización a través de los llamados “influencers” o “tuitstars“, es decir, en los influenciadores sociales y expertos en social media.


(Fuente Entrepreneur/David Tejo) #rrhh #rhactitud #millenials




358 vistas