Buscar

Quién tiene y quién no tiene inteligencia emocional ?

El término Inteligencia emocional es también un tema recurrente en las secciones dedicadas al sector empresarial en los medios. En concreto, vemos que se habla mucho de ella en relación con el rápido avance de la tecnología y la inteligencia artificial dentro del mundo laboral. Muchos analistas predicen que las habilidades interpersonales, que no pueden ser tan fácilmente replicadas por las máquinas, tendrán una gran demanda a medida que se automatice cada vez más el trabajo basado en procesos. Debido a que estas habilidades «las más interpersonales» se asocian más facilmente a las mujeres que a los hombres, hay pronósticos que aseguran la nivelación en términos de género, al ser la Inteligencia emocional más buscada y valorada como capacidad humana. «Como ha comentado Andy Haldane, economista jefe del Banco de Inglaterra, los trabajos de alta cualificación y alto salario del futuro pueden implicar habilidades relacionadas con los coeficientes emocionales (una medida de inteligencia emocional) que por los coeficientes de inteligencia. No hay ninguna razón por la que los hombres no deban sobresalir en este aspecto pero, históricamente, estas habilidades han sido más identificadas y fomentadas en las mujeres. Durante demasiado tiempo hemos hablado de «cualidades interpersonales», con connotaciones de feminidad y falta de rigor. Llamémosles por su nombre: se trata de cualidades a prueba de robots, sin las cuales ni hombres ni mujeres pueden permitirse enfrentarse al futuro».

Sarah O’Connor, Corresponsal de empleo, Financial Times Cuando se les preguntó si los hombres o las mujeres demuestran mayor o menor inteligencia emocional, los encuestados (51%) dijeron que dependía de la persona pero, casi un tercio (un 28%), consideraba que las mujeres demuestran mayor coeficiente emocional. De hecho, Chip Conley, ex director de Estrategia Global de Airbnb y en la actualidad asesor estratégico en dicha compañía, ha sido citado hablando ampliamente de lo que él considera el “gap” de Inteligencia emocional presente en los «millennials», lo que podría significar que los trabajadores de más edad estén mejor preparados para una reaparición en el mercado. «Se me encomendó la tarea de ayudar a Brian Chesky, director ejecutivo, y a sus cofundadores millennials para convertir la empresa de alojamiento compartido en una empresa de alojamiento madura. Creo que los empleados de más edad están mejor preparados para volver, gracias a su habilidad para sintetizar aquellas soluciones que ningún robot podría imaginar. En una era de inteligencia artificial, la sabiduría obtenida a través de la experiencia vivida es sin duda más valiosa que nunca. Como dice el dicho: “El conocimiento habla, pero la sabiduría escucha”. Los ancianos modernos son conscientes de sí mismos, pacientes y empáticos, portadores de una gran capacidad a la hora de comprender y gestionar sus propias emociones, y de sintonizar con las emociones de los demás».

En su caso, Chip Conley, Asesor Estratégico de Hospitalidad y Liderazgo, Airbnb comento Que la edad sea un indicador clave de la Inteligencia emocional depende de la persona (48%), sin embargo, una cuarta parte de los encuestados (un 25%) considera que los empleados de mayor edad tienden a demostrar mayor coeficiente emocional que los empleados más jóvenes. Además, más de la mitad de los encuestados (58%) están de acuerdo en que la Inteligencia emocional es clave para cerrar la brecha transgeneracional.


(Fuente Lee Hecht Harrison) #inteligenciaemocional #rrhh #rhactitud #autodesarrollo




112 vistas