Buscar

Pertenencer sientiéndose único, la clave del liderazgo inclusivo.


Liderar desde la inclusión en los equipos responde la gran necesidad de aceptación que todo ser humano es diferente y único. Por eso las nuevas necesidades del talento pueden resumirse en dos caracterisiticas: sentirse únicos y pertenecer.


Sentirse único es una sensación mágica, nos permite relajarnos, sentirnos aceptados e incluso valorados. Está basada en la percepción de que siendo distinto a los demás, eres valorado. Todos nos sentimos únicos de alguna manera, pero si no nos sentimos valorados por ello, esa sensación se transforma en algo difícil de sobrellevar, nos tensamos, nos bloqueamos, nos cerramos.


Pertenecer es una de las leyes básicas en el orden de todo sistema y también provoca una sensación maravillosa: formar parte de algo más grande que uno, te permite impactar en los demás, dejar un legado, tener aceptación e incluso recibir apoyo y cariño. Esta sensación está basada en la percepción de que formas parte de un grupo y que eres una parte importante y esencial del mismo. Lo contrario es sentirse excluido y genera ansiedad, bloqueo, aislamiento.


Estas dos necesidades alimentan nuestra gran necesidad de aceptación.


Ante un contexto de cambio constante, humanizar las relaciones comenzando a humanizar a los líderes se transforma en fundamental. Para trabajar en este sentido, existen datos sobre las cuatro habilidades que todo líder debe aplicar para promover la inclusión, el Modelo EACH de liderazgo nos recuerda poner especial atención a las siguientes actividades en el día a día:


  • Deja participar, promover, proponer, hacer a los demás (Empowerment)

  • Confía en los demás y trátales como adultos, responsables de sus resultados (Accountability)

  • Actúa con convicción, con valentía y atrévete a arriesgar (Courage)

  • Admite tus errores y pide feedback a los demás (Humility)

(Fuente:Marta Romo) #inclusion #rrhh #rhactitud #infografia #liderazgo #lideres #autodesarrollo



176 vistas