Buscar

Los motivadores sociales de nuestro trabajo

Desde siempre sabemos que la principal causa que nos motiva en nuestro trabajo ha sido el reconocimiento de lo que hacemos. De ahi, se definen las necesidades sociales del trabajo, donde los profesionales no sólo buscan un buen salario sino que su rendimiento laboral esté alineado por lo gratificados que se sientan.


De esta manera, se descubrió que los motivadores sociales se pueden clasificar en tres tipos:


Logro: alcanzar o superar un estándar de excelencia y/o mejorar el propio nivel de desempeño.


Afiliación: generar y mantener buenas relaciones con las personas.


Poder: lograr influir en los demás y conseguir que otros hagan cosas que no habrían hecho sin esa influencia.


Todos tenemos los tres tipos de motivos, pero en la mayoría de los casos un motivo destaca más que los otros. En contrapartida de estas necesidades, se ubica el miedo. Alguien muy orientado al logro probablemente huirá del fracaso. A aquel que necesite sentirse integrado en el grupo le aterrará el rechazo o la soledad. A quien le motive influir, la pérdida de poder será su peor pesadilla.


Por eso es importante reconocer que prima en cada caso, en cada situación para poder actuar en consecuencia.


(Fuente: Pilar Jerico/Mayo) #motivacion #rrhh #rhactitud #trabajo #autoliderazgo



97 vistas