Buscar

Flexibilidad cognitiva, la clave para desarrollar tu talento.

Con flexibilidad cognitiva nos referimos a la capacidad que tiene el cerebro para adaptar nuestra conducta y pensamiento con facilidad a conceptos y situaciones cambiantes, novedosas e inesperadas, o a la capacidad mental de pensar en varios conceptos a la vez. La flexibilidad cognitiva indica la capacidad de fluidez cognitiva, opuesta a la rigidez. Se ha descrito más ampliamente, como la posibilidad de ajustar el pensamiento adquirido en situaciones antiguas a las nuevas situaciones. Si uno es capaz de superar creencias o hábitos previamente aceptados, se los consideraría cognitivamente flexibles. Conlleva el manejo de estrategias cambiantes de forma inteligente, que nos permiten adaptarnos a situaciones inesperadas, pensando sin rigidez y liberándonos de automatismos poco eficientes. Relacionada con nuestra habilidad para la solución de problemas y la generación de alternativas, la flexibilidad cognitiva es una garantía de equilibrio mental y de afrontamiento de todo tipo de situaciones cotidianas.

Las personas con mayor flexibilidad cognitiva son capaces de generar respuestas alternativas y cambiantes para solucionar problemas.La flexibilidad cognitiva nos ayuda a tolerar y manejar con mayor facilidad los cambios que pueden suceder sin alterarnos y nos permite adaptarnos rápidamente a estos cambios. (resiliente)

Ayuda a tener un enfoque selectivo y centrarnos menos en los posibles factores que producen estrés o ansiedad.

Las personas con flexibilidad mental toleran mejor los errores y cambios de planes, tienen mayor facilidad para ponerse en lugar del otro, y llegan más fácilmente a acuerdos comunes.Nos permite pensar en varios conceptos a la vez o realizar varias tareas al mismo tiempo.


(Fuente Manuel Escudero/Marchesan) #autodesarrollo #rrhh #flexibilidad #rhactitud



179 vistas