Buscar

El rol clave de Recursos Humanos en la prevención del Coronavirus

La extensión del coronavirus obliga a las empresas a establecer nuevas medidas de prevención en los establecimientos con el objetivo de mitigar el riesgo del contagio tanto a sus empleados como a clientes.


Existen tres grupos de trabajadores considerando el riesgo de exposición:


Riesgo de exposición directa: Implica contacto directo con individuos clasificados como sospechosos o confirmados, principalmente trabajadores del sector salud, turismo y transporte


Con riesgo de exposición indirecta: Aquellos cuyo trabajo implica contacto directo con individuos clasificados como sospechosos; luego de tener una exposición incidental, es decir, la exposición al factor de riesgo biológico es ajena a las funciones propias del cargo. Aquí se puede considerar los trabajadores cuya funciones impliquen contacto atención de personas en transporte aéreo, marítimo o fluvial y personal de aseo y servicios generales.


Con riesgo de exposición intermedia: Se considera en este grupo aquellos trabajadores que pudieron tener contacto o exposición a un caso sospechoso o confirmado, en un ambiente laboral en el cual se puede generar remisión de una persona a otra por su estrecha cercanía.


Basado en estos tipos de riesgo, es importante tener en cuenta las siguientes pautas:


-Control diario del estado de Salud de los trabajadores. Al mínimo síntoma de sospecha de infección es importante la derivación directa al servicio médico”,

-Controlar que se cumple el periodo de cuarentena de los empleados con posibilidades de infección

-Capacitación sobre cómo realizar las tareas diarias de forma más segura y cómo usar los equipos de protección individual e higiene de forma segura, mediante intranet, emails, señalización, compromiso de calidad, etc.

-Limitar los viajes por trabajo asi como identificar quienes hayan estado en lugares donde hubo foco de infección a fin de evitar propagar la enfermedad

-En la medida que se pueda, incentivar el home office para evitar el contagio en los medios de transporte y los lugares de trabajo.

-Reforzar las medidas de higiene en las áreas públicas y oficinas e informar del plan de prevención e higiene a empleados y clientes.

-Identificar, analizar y modificar aquellos procesos de interacción donde se pueda reducir el contacto directo entre empleado y cliente.

-Limitar las reuniones en donde participen gran cantidad de personas y pueda haber focos de contagio.


Sin duda, la crisis del coronavirus provocará un “cambio de mentalidad” entre las empresas y los empleados en cuanto a la importancia de la seguridad e higiene de los establecimientos y por lo que se pondrá en valor aquellas organizaciones que tomen acciones preventivas y pro-activas al respecto.


(Fuente RCN Radio/Hoteltur/Entrepreneur) #coronavirus #rrhh #rhactitud #prevencion







152 vistas