Buscar

6 claves para fomentar la cultura de trabajo flexible

Si bien la ventaja más clara de la flexibilidad es un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral de los empleados, también ayuda a los empleadores a atraer

y retener candidatos al mismo tiempo que aumenta la productividad.

Según un estudio reciente de Stanford en China, permitir que los empleados trabajen desde casa aumentaba la productividad en un 13% y reducía la

rotación en un 50%.

Para poder trabajar en la flexibilidad es fundamental desarrollar una cultura de trabajo que lo acompañe. Compartimos 6 claves que fomentan esta cultura logrando excelente resultados.


1)Averigua qué tipos de flexibilidad quieren tus empleados

Realiza una encuesta a tu personal para ver qué necesitan. Los tipos de flexibilidad más solicitados son la capacidad de trabajar de forma remota a

veces mientras se mantiene un escritorio asignado, la autonomía para salir de la oficina durante unas horas por razones personales y la libertad de cambiar de horario (por ejemplo, para evitar el tráfico en horas de mayor congestión).


2)Colabora con otros departamentos

Equipar a los trabajadores flexibles con la tecnología adecuada puede hacerlos más productivos, y optimizar tu oficina para un personal semirremoto puede

ayudarte a ahorrar espacio físico y, por tanto, dinero. Colabora desde el principio con el personal de TI y de mantenimiento para asegurarte de que el espacio de trabajo se utilice de forma eficiente.


3) Ayuda a los empleados a conectarse mediante la tecnología

Los trabajadores remotos a menudo pueden sentirse aislados o excluidos. Las videoconferencias y la mensajería instantánea pueden recrear la sensación de inmediatez de acercarse a la mesa de un compañero o charlar junto a la máquina de café. Estas herramientas son útiles no solo para la colaboración, sino también para la formación de equipos.


4)Habla sobre tus políticas de flexibilidad

Los equipos de Recursos Humanos suelen detectar que los empleados no

conocen las políticas de la empresa. Promueve tu política de flexibilidad en las

descripciones de empleo, entrevistas de candidatos y reuniones de empleados.

Establece expectativas, responde preguntas y explica conceptos erróneos comunes.


5)Desarrolla responsables de la gestión del trabajo remoto

No es solo cuestión de cambiar políticas o tecnologías: tu cultura laboral también debe adaptarse. Organiza sesiones de formación para ayudar a los directivos a liderar equipos flexibles. La capacitación debe centrarse en aspectos técnicos y culturales, como mantener la motivación de los empleados que trabajan en forma remota.


6)Sé flexible con la flexibilidad

Puedes adaptar tus políticas de flexibilidad para adaptarte a los contextos, necesidades y objetivos culturales locales. Y a medida que la tecnología avanza y hace que la flexibilidad sea más factible para más empleados, vuelve a evaluar tus políticas para ver cómo puedes hacerlas más inclusivas.


(Fuente Linkedin Talent Solutions) #flexibilidad #cultura #infografia #rrhh #rhactitud



416 vistas