Buscar

5 tendencias en compensación innovadora

Las formas tradicionales de retribución -básicamente el salario fijo y la variable-, aplicadas de manera estandarizada, ya no motivan suficientemente a los empleados. En ocasiones no es suficiente sumar los beneficios adicionales, como los descuentos en determinados servicios o los seguros de salud. Si bien no son estrategias agotadas, se puede afirmar que tienen mucho margen para enriquecerse en combinación con otros planteamientos.


Por otro lado, la situación económica ha contribuido a generar un interés creciente por las nuevas tendencias en modelos de retribución que pueden resultar significativamente más exitosos que los tradicionales



#1 Salario emocional

Todos sabemos que precisamos colaboradores que tengan un compromiso profundo, que se sientan parte de un equipo y que trabajen con motivación. El bienestar y la satisfacción del trabajador es un valor intangible fundamental.

siendo parte de una estrategia integral de retribución.


¿Cómo abordarlo? Estos son solo algunos ejemplos:


-El clima laboral. Es muy importante trabajar sin tensiones constantes e injustificadas. Si el lugar de trabajo tiene un ambiente tóxico, por la razón que sea, tienes un problema que debes abordar cuanto antes.

-La colaboración. El trabajo en equipo sale más rentable que la competencia entre individuos. Y mejora el clima.

-El entorno. Somos humanos y todos trabajamos mejor en espacios armónicos, bien iluminados, organizados, limpios y estéticamente agradables.

-El espacio de ocio. Debe haber un lugar grato donde relajarse en los momentos de pausa en el trabajo.

-La buena comunicación. Nada enrarece más una oficina que la opacidad. La información de interés debe transmitirse de manera clara y accesible para todos.

-El feedback. Si tienes un trabajador motivado que propone mejoras, asegúrate de que se siente escuchado y de que sus propuestas son valoradas por quien corresponda. Si no, en muy poco tiempo tendrás a un trabajador frustrado que no se preocupará más que por cumplir en su jornada, y punto.


#2 Enfocarse hacia la equidad

Es uno de los temas que más malestar generan en el entorno laboral: saber que el compañero de la mesa de al lado gana más que tú. En la medida de lo posible hay que aplicar fórmulas que busquen el equilibrio entre la equidad interna y la competitividad externa.


#3 Reducir la brecha de género

No es solo una reclamación social, es que está demostrado que el hecho de que las mujeres cobren menos que los hombres supone una fuente de desmotivación y una fuga constante de talento que las empresas no se pueden permitir.


#4 No centrar todo en los resultados

Es una tendencia tratar de reducir la relación directa entre salario y resultados, ya que estos son mejores si se incorporan elementos de flexibilidad, por ejemplo ampliando los plazos para la consecución de objetivos, trasladando el peso del individuo al equipo, centrándose más en el rendimiento futuro y no tanto en la labor desempeñada en el pasado, etc.


#5 Flexibilización

Hay que perderle el miedo a la palabra flexibilidad. Los tiempos cambian, y la fórmula de horarios inamovibles y 100 % presenciales tiene variantes más ventajosas para todas las partes.


Muchas empresas están ya ofreciendo a los trabajadores que lo solicitan la posibilidad de realizar una parte de la jornada laboral en casa, mediante la fórmula del teletrabajo. Es cuestión de organización y de establecer objetivos. El trabajador puede disponer su tiempo de la manera más conveniente y atender asuntos personales en horario –tradicionalmente- laboral, sin dejar de cumplir con sus tareas.


(Fuente ARETE Activa) #rrhh #rhactitud #infografia #compensacion



255 vistas